Daniel 6:  

Lo que vemos en este pasaje es una fe inquebrantable de un hijo de Dios,
Daniel no se quedó pensando las consecuencias que su actitud podía acarrear
al desobedecer las leyes del Rey, (pensemos que esas leyes estaban en total desobediencia a la voluntad de Dios, que dice orar sin cesar)

Daniel tenía una comunión diaria con Dios, y no estaba dispuesto a renunciar
a ella, y a dar testimonio de su amor y obediencia a Su Padre Celestial.

¿Cuántas veces nos encontramos con problemas en la vida los cuales parecen
que no tienen solución  y no vemos la salida?...
Bueno, un ejemplo maravilloso es el de Daniel, era un decreto obligatorio, pero
el confió en su Padre y siguió su comunión con El,

Es hermoso cuando leemos mas adelante verso 21-22, que maravilloso Padre
tenemos, El no cambia, cuando dijo; “Yo estaré con vosotros siempre”,
está con nosotros siempre.

Y vemos la recompensa de la fidelidad a Dios,

El comportamiento de Daniel agradó a Dios.

Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, 
Aun a sus enemigos hace estar en paz con él. 
Proverbios 16:7

 

Maravilloso Dios
Tú permaneces siempre fiel,
tu gloria y tu poder
llena mi vida de tu ser.

Sostenme con tu amor,
con la victoria en tu perdón.
Desde mi corazón te canto hoy.
Desde mi corazón te canto hoy.

 


Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.

~Salmos 91: 14-15~

Creada con amor