Bienaventuranzas

 

 

El Sermón del Monte fue la exposición, por parte de nuestro Señor,
de la santidad de Dios, y de las demandas que hacía un Dios santo. 

Describe el tipo de justicia que Dios espera de aquellos
que han llegado a conocerle por la fe.

En esta parte, nuestro Señor describió las características del hombre justo
y echó los cimientos de una vida feliz.

Bien podríamos llamar a las Bienaventuranzas:


   "La Base de una Vida Feliz"

 

  "Bienaventurados los pobres en espíritu".

"Bienaventurados los que lloran".

"Bienaventurados los mansos".

"Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia".

"Bienaventurados los misericordiosios".

"Bienaventurados los de limpio corazón".

"Bienaventurados los pacificadores".

"Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia".

 

 

 

Back          Email

*Creada con amor*