Ven, alma, que lloras,
Ven al Salvador;
En tus tristes horas
Dile tu dolor.
Dile, sí, tu duelo;
Ven tal como estás;
Habla sin recelo,
Y no llores más.

Penas y tristeza
Dile a tu Señor,
Cruel desventura
engaños y error;
En su tierno seno
Descanso hallarás,
Ven porque el es bueno
Y no llores más.

Tu mismo al cansado
enseña la luz,
Guia al angustiado
A Cristo Jesús.
La bendita nueva
De celeste paz
A los tristes lleva,
Y no llores más.

 


HomeBack

E-Mail

*Creada con amor*