Señor mi Dios, al contemplar los cielos
el firmamento y las estrellas mil
al oír tu voz en los potentes truenos
y ver brillar el sol en su cenit.

Coro
Mi corazón entona esta canción
“cuán grande es él
cuán grande es él”.

Al recorrer los montes y los valles
y ver las bellas flores al pasar
al escuchar el canto de las aves
y el murmurar del claro manantial.

Cuando recuerdo del amor divino
que desde el cielo al Salvador envió
aquel Jesús que por salvarme vino
y en una cruz sufrió por mí y murió.

Cuando el Señor, me llame a su presencia,
al dulce hogar, al cielo de esplendor
le adoraré cantando la grandeza
de su poder y su infinito amor.

HomeBack

E-Mail

*Creada con amor*