Oh, qué amigo nos es Cristo!
Nuestra culpas él llevó,
Y nos manda que llevemos
Todo a Dios en oración.
¿Somos tristes agobiados
Y cargados de aflicción?
Esto es porque no llevamos
Todo a Dios en oración.

¿Te hallas débil y oprimido
De cuidados y temor?
A Jesús, refugio eterno,
Dile todo en oración.
¿Te desprecian tus amigos?
Cuéntaselo en oración;
En sus brazos de amor tierno
Paz tendrá tu corazón.

Jesucristo es nuestro Amigo:
De esto pruebas nos mostró,
Pues para llevar consigo
Al culpable, se humanó.
El castigo de su pueblo
En su muerte él sufrió.
Cristo es el Amigo eterno,
¡Solo en Él confío yo!

 


HomeBack

E-Mail

*Creada con amor*