Consagrarme todo entero
alma, vida y corazón,
es el íntimo deseo
que hoy me anima, buen Señor

Heme aquí, Señor
a tus plantas hoy,
pues a ti consagrar quiero
todo lo que soy

Al contrito has prometido
que de ti, no arrojarás,
hoy propicio eres conmigo
y tu espíritu me das

Confesando mis pecados
que sin número han de ser,
y arrojando todo a un lado
a servirte aprenderé

 


HomeBack

E-Mail

*Creada con amor*