Al que es digno de recibir la gloria
al que es digno de recibir el honor

Levantemos nuestras manos
y adoremos, a Jesús,
Cordero de gloria
y exaltemos su incomparable
majestad

Al que vive por siempre
al gran Yo Soy a Jesús.

 


HomeBack

E-Mail

*Creada con amor*