Mi Año Nuevo

 

Al terminar este año quiero dar gracias por todo aquello que recibí.

 

Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor,
por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.


Tengo en mi corazón a las personas que a lo largo de estos meses amé,
las amistades nuevas, los más cercanos a mí y los que están más lejos,
los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar,
con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.


Pero también,  hoy quiero pedir perdón, por todos aquellos
a quienes no alcance, aquellos por los cuales no me preocupe;
deseo que el Señor me ayude y sostenga en este nuevo año,
para que su Gloria sea plenamente exaltada por hacer Su voluntad plena.


Pronto iniciaremos un nuevo año y detengo mi vida
ante el nuevo calendario aún sin estrenar,
y deseo fervientemente vivirlos en plenitud.


Hoy  pido para los míos y para mí, paz y alegría,
fuerza y prudencia, claridad y sabiduría,
y especial que la fe en Dios sea el alimento diario en nuestra vida... 

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes
un corazón lleno de comprensión y paz,
y de buenas nuevas de salvación que es en Cristo Jesús.


Deseo cerrar mis ojos a toda cosa que pueda ser de perturbación para mi diario andar,
y mi boca para que solamente salgan palabra de amor hacia los demás.


Abro en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu
se llene sólo de bendiciones, y las derrame a mi paso.

Colmar de bondad y de alegría  a cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí,
para que encuentren en mi vida un poquito de Cristo en todas mis actitudes
.

Les deseo un año bienaventurado,
un año de comunión intima con nuestro Padre Celestial  y disfrutémoslo.

 



Dios tiene maravillosas promesas para con sus hijos,
aquellos que guardan su Palabra,

Qué privilegio tenemos como Cristianos.
No tenemos que confiar en nosotros mismos ni en nuestras
Resoluciones de Año Nuevo.

La CASUALIDAD no existe. Dios es un Dios de orden.
El nos conoce mejor de lo que nosotros mismos nos conocemos.
Aún desde antes de nacer El ya sabíia de nosotros.





Salmos 139: 1-17

Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.

Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme;
Has entendido desde lejos mis pensamientos.

Has escudriñado mi andar y mi reposo,
Y todos mis caminos te son conocidos.

Pues aún no está la palabra en mi lengua,
Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.

Detrás y delante me rodeaste,
Y sobre mí pusiste tu mano.

Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí;
Alto es, no lo puedo comprender.

¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?

Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.

Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,

Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.

Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;
Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.

Aun las tinieblas no encubren de ti,
Y la noche resplandece como el día;
Lo mismo te son las tinieblas que la luz.

Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.

No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.

Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.

¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos!

¿Podemos confiar en el Señor? ya lo creo que sí...con todo nuestro corazón.



Un Nuevo Año - Un Nuevo Comienzo

"Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su hora:

Tiempo de nacer, y tiempo de morir;
tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
Tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
Tiempo de llorar, y tiempo de reir; tiempo de llorar, y tiempo de bailar;"
~Eclesiastés 3:1-4~

"Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová,
pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Entonces me invocaréis, e iréis y oraréis a mí, y yo os oiré:
Y me buscaréis y hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.
Y seré hallado de vosotros, dice Jehová
, "
~Jeremías 29:11-14~

 

 

 

ORACIÓN

SEÑOR: para este día
de año nuevo te pido
antes que la alegría,
antes que el gozo claro y encendido,
antes que la azucena
y que las rosas,
una curiosidad ancha y serena,
un asombro pueril frente a las cosas...

Quiero que ante el afán de mi mirada,
enamorada y pura,
todo tenga un misterio de alborada
que me deslumbre a fuerza de blancura.

Quiero ser el espejo con que el río
convierte en gozo nuevo la ribera:
quiero asombrarme del estío
y enamorarme de la primavera.

Señor y Padre mío:
dame el frescor de esta pradera llana,
riégame del rocío
de tu mejor mañana.

Hazme nuevo, Señor,
y ante el cielo, y los campos y la flor,
haz que mi asombro desvelado diga:
Señor... ésta es la rosa, ésta es la espiga...
¡y esto que llevo dentro es el amor!

José María Pemán
(1898-1981

 

 

 

*Creada con amor*