gozo que perdura




 

De parte de Jehová es esto,
Y es cosa maravillosa a nuestros ojos.

Este es el día que hizo Jehová;
~Salmo 118:23-24

Me he gozado en el camino de tus testimonios
Más que de toda riqueza.

En tus mandamientos meditaré;
Consideraré tus caminos.

Me regocijaré en tus estatutos;
No me olvidaré de tus palabras.
~Salmo 119:14-16~

¿Que significa ser atraídos con placer?

Sea el Señor tu delicia, y él te concederá las peticiones de tu corazón”.

  Existe un apetito en el alma al que este pan del cielo le resulta dulcísimo;

Por otra parte, si el poeta pudo decir: “Cada cual va
en pos de su apetito”, no por necesidad, sino por placer, no por obligación, sino por gusto:

¿No podemos decir nosotros con mayor razón, que
el hombre se siente atraído por Cristo, si sabemos
que el deleite del hombre es la verdad, la justicia,
la vida sin fin, y todo esto es Cristo?.

El justo se alegra con el Señor, espera en él,
y se felicitan los rectos de corazón.

Esto es lo que hemos cantado con la boca y el corazón; tales son
las palabras que dirige a Dios la mente y la lengua del cristiano.

¿Qué se nos quiere inculcar? ¿Qué se nos da?
¿Qué se nos manda? ¿Qué se nos otorga?
Que nos alegremos en el Señor.

¿Quién puede alegranse con algo que no ve?
¿O es que acaso vemos al Señor? Esto es solo una promesa;
porque mivimos estamos desterrados lejos del Señor y caminamos sin verlo, guiados por la fe.

Cuando se cumpla lo que dice Juan:
“Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios y aún no
se ha manifestado lo que seremos.

Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él,
porque le veremos tal cual es.

Así como el hombre no puede servir a dos señores,
así tampoco nadie puede estar alegre en el mundo
y en el Señor.

Por lo tanto, que prevalezca el gozo en el Señor y
que se extinga el gozo en el mundo.

El gozo en el Señor debe ir creciendo continuamente, mientras que
el gozo en el mundo debe ir disminuyendo hasta extinguirse.

Esto no debe entenderse en el sentido de que no debemos alegrarnos
mientras estamos en el mundo, sino que es una exhortación a que,
aun viviendo en el mundo, nos gozemos ya en el Señor.

 

 

 
 
 
 
 

*Creada con amor*