Cuando más necesitaba de alguien;
tú ahí estabas.

Cuando más triste estaba;
siempre me consolaste.

Cuando más problemas tenía;
estabas ahí para escucharme.

Cuando más hambre tenía;
tú siempre me diste de comer.

Cuando más presiones tuve;
me mostraste lo poco que vale preocuparse tanto.

Cuando más enemigos tenía;
me mostraste como hacerlos mis amigos.

Cuando más solo estaba;
tú siempre estuviste tomando mi mano.

  Gracias Señor porque siempre puedo contar contigo,
eres mi Padre amado, y tienes cuidado de nosotros.
Es por eso que te alabo, es por eso que te adoro,
es por eso que te doy todo mi amor.

El Señor Jesús dijo:
San Mateo 6:25-31

 

 

6:25... Por tanto os digo:
No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer
o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué
habéis de vestir.
¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más
que el vestido?

6:26... Mirad las aves del cielo, que no siembran,
ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre
Celestial las alimenta.
¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

6:27... ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que
se afane, añadir a su estatura un codo?

6:28... Y por el vestido, ¿por qué os afanáis?
Considerad los lirios del campo, cómo crecen:
no trabajan ni hilan;

6:29... pero os digo, que ni aun Salomón con toda
su gloria se vistió así como uno de ellos.

6:30... Y si la hierba del campo que hoy es, y
mañana se echa en el horno, Dios la viste así,
¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

6:31... No os afanéis, pues, diciendo:
¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

 

 

  

*Creada con amor*

Set by Andy